Anabel Lasheras Meavilla, que forma parte del patronato de las fundaciones Mujeres Felices y Castillo de Loarre, desarrolla la RSC del Grupo Mémora en Aragón.

Profesora de educación especial, realiza desde 1992 una intensa actividad en la puesta en valor del medio rural. Senadora por Huesca y Portavoz de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales en la VII Legislatura, dirigió la asociación AFAMMER en Aragón durante 15 años. De 2008 a 2011 fue Directora General de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, en el Gobierno de Aragón. En 2012 puso en marcha la Fundación Paraíso. Es una gran defensora de los derechos de la mujer. Ha presidido desde 2005 a 2015 la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre. Ha sido también Consejera General de IberCaja en representación de la Comunidad Autónoma de Aragón.

30 abr. 2011

Listas y candidatos

No conozco a nadie que no esté de acuerdo con que ya es momento de acabar con el sistema de listas cerradas (se vota a todos los de la lista y a nadie más) y bloqueadas (se les vota por el orden en que aparecen en la lista, sin poder manifestar preferencias dentro de ella), al menos para los procesos electorales municipales. Estoy segura de que si uno de los dos partidos mayoritarios tuviera la iniciativa firme, clara y bien publicitada de proponer una reforma de la ley electoral relativa a este aspecto, el otro partido se adheriría de inmediato para no quedar fuera de juego, porque es una reivindicación de la ciudadanía. Por lo tanto, deduzco que sólo un tácito y silente consenso en recíproco beneficio de ambos partidos es el que impide que los votantes tengamos el derecho de diversificar nuestro sufragio entre varios candidatos de diferentes listas si así lo queremos, o de excluir a alguno de la lista preferida con independencia del puesto en que se encuentre, o simplemente de alterar el orden en el que aparecen en misma lista, anteponiendo a unos sobre otros.
No se me ocurren más razones para el actual sistema que el de la voluntad deliberada de situar al partido político en el centro de gravedad de los procesos electorales, a modo de criba o filtro que encauza la representatividad política desde los electores hasta los elegidos. Este objetivo, me dicen que fue necesario en la España de la transición dada la debilidad del asociacionismo político: sin partidos bien establecidos, la democracia es una democracia 'invertebrada', y por lo tanto expuesta a demasiados 'avatares'. Pero si hoy la democracia española tiene algún riesgo no es la de la descalcificación del esqueleto, sino la de la artrosis. Ningún sentido tiene el proteccionismo de instancias que acumulan tanto poder, como son los partidos políticos. Ya están preparados para competir en el 'mercado' de la representación política sin proteccionismo.
Es verdad que el 'orden' que propician las listas cerradas y bloqueadas puede ser preferible, en algunas ocasiones, al desorden de un sistema más abierto, a los personalismos, a campañas insufribles de autopromoción, y puede acabar con lo poco de debate de ideas que todavía queda en la política municipal. Pero estos son riesgos que merece la pena correr a cambio de otras ventajas. Llevamos treinta y tres años disfrutando de las ventajas del sistema vigente y sufriendo sus defectos: ¿no es momento ya de cambiar de defectos? El sufragio universal es el punto fuerte de la democracia. Abrir las listas, ampliar las posibilidades para diseñar el voto y seleccionar a los representantes, sería otorgar más poder a los ciudadanos, y por tanto incrementar la democracia. La marca del partido seguirá siendo relevante, sobre todo si el partido se lo merece: nadie podría impedir a un elector adherirse a una lista tal cual viene diseñada íntegramente por el partido de su preferencia, y de hecho imagino que esa sería la opción de gran cantidad de ciudadanos, como lo demuestra lo que ocurre con las elecciones al senado, cuyas listas de color sepia son abiertas y desbloqueadas.
Seguramente ha llegado el momento de 'desempaquetar' el derecho de sufragio en las elecciones municipales, las más cercanas, permitiendo a cada ciudadano algo más que elegir entre dos o tres paquetes cerrados de candidatos. Cuántas malas inercias se cambiarían. Qué nuevas dinámicas políticas se desencadenarían. Cómo cambiaría la actitud de los concejales electos, conscientes de que han accedido al Ayuntamiento por decisión directa y personalizada de los ciudadanos. Las alternativas para enriquecer el valor del sufragio son muchas, y la experiencia de los países de nuestro entorno es muy variada. El bipartidismo feroz simplifica la realidad y debilita la sintonía entre electores y elegidos. El voto útil produce melancolía. La política municipal está preparada para una 'desamortización' del poder, demasiado concentrado en los aparatos de los partidos políticos. Un sistema que permitiera mostrar preferencias, matices o mezclas sería hoy día, en mi opinión, un mejor sistema de selección de los candidatos más capaces, obligaría a los partidos a extremar el cuidado en la elaboración de sus listas y, de paso, abriría saludables corredores en el paisaje del enfrentamiento entre dos partidos que parecen haber renunciado a la persuasión para obtener votos, por comprobar que es más fácil y más rentable la crispación teatrera. En fútbol tiene sentido ir al partido con la única intención de que el Barcelona le gane al Madrid o viceversa, pero en política los ciudadanos deberían poder intervenir en la alineación del equipo. ¿Quién teme a la imprevisibilidad de un elector con manos libres?
Bookmark and Share

29 abr. 2011

El valor del debate

Algunas ruedas de prensa e intervenciones políticas de ahora se limitan a leer un comunicado evitando cualquier diálogo con los periodistas. Portavoces que no pueden decir nada más que lo que tienen estrictamente autorizado o quizá que no se atreven a pensar y a expresarse por su cuenta por temor a ser desmentidos luego por sus jefes. No aceptan preguntas, no tienen respuestas.


En las Cortes, un año más, como ya tantos, los representantes de los partidos nacionales se enfrentan entre sí, no por nada en concreto sino que se oponen sistemáticamente. Basta con que uno diga una cosa, para que el otro sostengan la contraria, sin pararse siquiera un minuto a escuchar las razones de la posición opuesta y, menos aún, tomarse la molestia de estudiar juntos el asunto con la atención que se requiera. No escuchan las razones de sus oponentes porque no les importan, pues creen que apoyar al rival político es siempre un error que se paga caro electoralmente. En política, por desgracia, funciona ese dicho tan nefasto de que “al enemigo, ni agua”.


Me parece que cada vez que ocurre esto, se está cegando la fuente vital de la democracia: el debate político tiene sentido porque los seres humanos, como tenemos bien comprobado todos, somos capaces de entendernos entre nosotros, de reconocer que un parecer es más razonable que otro y pasarnos a él decididamente porque nos resulta más convincente, porque nos parece mejor. La experiencia común es que discutiendo los asuntos razonablemente a menudo cambiamos de parecer; esto es, aprendemos de las opiniones de los demás porque sus razones nos parecen mejores que las nuestras.


Si se desea realmente el bien de la sociedad no habrá nunca miedo a explorar las razones que asistan a las diversas posiciones en una determinada materia. Incluso cuando no se llega a un entendimiento, la exposición de las razones de cada postura es algo positivo, pues quedan como precedente para una oportunidad ulterior y, sobre todo, quienes actúan lo hacen en conciencia.


A menudo, el pluralismo se expresa, sobre todo, en la diferente importancia que unos y otros asignamos a los problemas que afectan a nuestra sociedad y, por tanto, discrepamos en la distribución del presupuesto y de los esfuerzos que hayan de invertirse en su solución. El ecologista considera prioritario el cuidado del medioambiente, el nacionalista el autogobierno y el socialista la iniciativa estatal y la redistribución de la riqueza. Como los recursos son limitados y las cuestiones complejas, resulta imprescindible establecer prioridades entre los objetivos a los que de hecho se va a prestar atención. A veces estas preferencias no son del todo racionales y por eso se resuelven mediante votación. Se votan aquellos asuntos en los que no resulta posible llegar al entendimiento racional o en los que no merece la pena invertir más tiempo en su estudio y deliberación. La votación es el método para dirimir el desacuerdo, pero en los asuntos realmente vitales para un país es deseable siempre llegar al acuerdo, al genuino entendimiento racional.


Cuando las campañas, los medios de comunicación, se convierten en un espacio de insultos, amenazas y mutuas descalificaciones, peligra la democracia. El miedo a la racionalidad, a la discusión abierta, sincera, que busca soluciones, es una de las fuentes del totalitarismo. “El debate -escribía Hannah Arendt- constituye la esencia misma de la vida política”. Donde no hay debate público no hay libertad ni hay entendimiento racional: ese es su formidable valor.
(Con textos del profesor Jaime Nubiola)

Bookmark and Share

28 abr. 2011

La lista más votada

La regla por la que consciente y deliberadamente se optó al establecer nuestro sistema electoral no es que gobierne la lista más votada, sino el candidato electo que resulte más votado en una sesión de investidura. Son los diputados los que invisten al presidente y los concejales los que invisten al alcalde. Esto no fue un capricho, sino una opción expresa de entre varias posibles. Defender ahora que sea por principio la lista más votada la que gobierne sería algo así como propugnar que el trofeo de la liga de fútbol se entregue al equipo que más goles ha marcado, y no el que más puntos ha obtenido. Los goles marcados es un dato interesante, pero la regla definidora del vencedor es otra. Se puede cambiar, por supuesto, pero nunca a mitad de partida.


Los acuerdos entre grupos para designar al alcalde tienen mala prensa. Se suele pensar en cambalaches o componendas políticas a espaldas de los ciudadanos. A veces, es verdad, para gobernar se necesita el apoyo de uno o dos concejales de un partido que ponen un precio muy alto a su apoyo. Algo funciona mal en este caso, y es normal que el más votado que se ve en la oposición procure denunciar un pacto que no viene motivado por el mejor gobierno de la ciudad ni por una razonable interpretación de la voluntad expresada en las urnas, sino por el interés de quienes suscriben el pacto.


Pero no es sólo que los pactos postelectorales sean “legales”: es que son, en sí mismos, legítimos, e incluso, en la mayoría de las ocasiones, la mejor manera de reflejar la auténtica voluntad popular. Así será, en los casos en que el partido de apoyo se encuentre ideológicamente muy alejado del partido más votado, de tal modo que sea razonable suponer que los ciudadanos que votaron al minoritario reclamarían a sus representantes que no apoyasen al de la lista más votada. También es cierto que puede ser reflejo de un deseo de “centrar políticas” y que excepcionalmente, en los casos en que un partido ha gobernado con mayoría absoluta durante muchos años y la pierde, el resto pudieran unirse para forzar un saludable cambio de ocupantes de las instituciones: a veces las pinzas pueden ser la expresión de una voluntad de cambio.


El asunto suele ser más turbio cuando el concejal que falta lo puede suministrar un grupo desideologizado que durante la campaña no ha dicho con claridad a cuál de los mayoritarios apoyará en caso de que necesiten su apoyo para gobernar. Es casi seguro que ese concejal imprescindible se convierta en el protagonista, y que lejos de unirse en fecunda simbiosis con el partido al que apoya, lo vampirice y lo arrastre, consigo mismo, a un desastre electoral en la siguiente convocatoria.


Estas distorsiones del sistema no son deseables, pero la alternativa no puede ser, a mi juicio, el simplificador automatismo de la lista más votada. Si se quisiera optar, en una serena reflexión, por disminuir o ajustar el desproporcionado poder de los partidos desideologizados que se alimentan de las coyunturas en que resultan matemáticamente decisivos, el único sistema justo sería el de elecciones en segunda vuelta “a la francesa”: los dos candidatos más votados pasan a una segunda vuelta en la que todos se pronuncian sobre a cuál de los dos quieren como alcalde o presidente. En escenarios autonómicos tan complicados como Canarias, Navarra o Baleares, sería clarificador.
Pero mi impresión es que en la mayoría de los casos el resultado final no iba a ser muy distinto al que se deriva de los pactos, además de ser muy costoso.

La regla de la lista más votada no es más democrática ni más limpia que la posibilidad de pactos entre fuerzas políticas capaces de conformar una mayoría. Los pactos son política, son complejidad, son equilibrios y contrapesos, y no simple cambalache. Y su coherencia acaba siendo juzgada por los ciudadanos en la siguiente convocatoria electoral, y ahí está la garantía frente a los pactos insólitos. Si el pacto no está fundamentado en contenidos y sólo persigue un reparto del poder, si no han permitido un buen gobierno sino que han supuesto una gestión descuartizada de las diferentes áreas de la política, la oposición puede ir frotándose las manos, porque lo normal será que en la siguiente convocatoria alcance una mayoría absoluta. Si, en cambio, son pactos con contenido entre fuerzas llamadas a entenderse, entonces la oposición, aunque haya sido la lista más votada, tiene motivos para preocuparse, porque es más importante no ser rechazado por más de la mitad de los electores que ser la lista más votada. Razón por la que no siempre es rentable la estrategia de agotar los propios caladeros electorales calentando a la afición, y conviene más bien proponer políticas capaces de suscitar pactos y consensos. De poco sirve el entusiasmo de una mayoría relativa si provoca el rechazo de una mayoría absoluta.

Bookmark and Share

27 abr. 2011

Sólo el PAR puede frenar la llegada del tripartito


Las diversas encuestas publicadas en los últimos días, no sólo la del Heraldo, apuntan a una ligera recuperación del partido socialista y a un techo ya alcanzado por el Partido Popular.

En clave regional, se apunta un empate técnico entre populares y socialistas pero ninguno logra pasar de los 27 diputados lo que evidencia la necesidad de pactos de gobiernos. Ahí entra el PAR, tercera fuerza con mayor representación y nuestro compromiso de no formar parte de un gobierno por debajo de ocho diputados, algo que no todos asumen, pues queremos seguir desarrollando, como hasta ahora, nuestro programa que si no lo hemos desarrollado más es por carecer de la representación suficiente.

Necesitamos fuerza, necesitamos un grupo sólido y numeroso en las Cortes para garantizar un gobierno aragonesista que gobierne para todos, no para una parte de la sociedad. Si el PAR no logra esa representación mínima, es absurda nuestra participación en un gobierno para garantizar únicamente una estabilidad institucional, aunque queda demostrado que es el PAR la única formación que puede garantizarla.

Y si el PAR no participa, sólo hay un gobierno posible, un tripartito de izquierdas que se pondría rápidamente de acuerdo. Sería el peor escenario posible para Aragón en estos momentos. Un tripartito en Aragón, tan semejante al catalán, que tan nefasto legado ha dejado en la comunidad vecina, sería enterrar las posibilidades de recuperación de nuestra economía.

Ningún gobierno de izquierdas ha sacado jamás a un país de la crisis, Para salir de la crisis hay que crear empleo, y el empleo lo crean las empresas. Difícilmente puede hacerlo un gobierno que no cree en la iniciativa privada, que sólo concibe lo público. La izquierda de este país se ha caracterizado más por combatir la riqueza que por eliminar la pobreza y sus posiciones sectarias podrían llevarnos a la ruina.

La única solución es consolidar la opción de centro que representa al PAR. El PP por sí sólo no puede, pero una presencia importante del PAR evitaría la mayoría del tripartito. La única opción válida para frenar la llegada del tripartito es el PAR.

Bookmark and Share

26 abr. 2011

El Centro de Interpretación de San Juan de Plan

Hemos de agradecer a la Obra Social de Ibercaja su colaboración para la apertura de un nuevo centro que abrió sus puertas el jueves 21, coincidiendo con la Semana Santa, tras una inversión cercana a los 530.000 euros y por su ayuda al resto de centros de la red natural. Este es el tercer centro del espacio protegido del Parque Natural Posets-Maladeta y se ha adaptado para personas invidentes y con movilidad reducida.

El centro está distribuido en dos plantas, cuenta con una sala audiovisual y una planta superior que recoge el resto de la exposición. Cuenta con una presentación inicial de la Red Natural y un breve video explicativo para pasar después a la sala expositiva propia del valle. La exposición se estructura en torno a las cuatro estaciones del año dentro del Parque Natural Posets-Maladeta, en concreto en lo relativo a este valle, tratadas desde la flora, la fauna, la relación del hombre y el medio, así como los ecosistemas fluviales.

Esta exposición pretende retratar la realidad natural del paraje. Además, todos sus contendidos se han realizado de una forma sostenible incorporando siempre mecanismos de tipo manual, no mecánicos. El centro de interpretación se encuentra adaptado para personas discapacitadas, tanto invidentes como con movilidad reducida.

La inversión ha sido aportada por el Departamento de Medio Ambiente, la Obra Social de IberCaja y el programa europeo Feder: “construyendo Europa desde Aragón”.

El Parque Natural Posets-Maladeta es uno de los 16 espacios naturales protegidos que conforman la Red Natural de Aragón, y abarca territorio de los valles de Benasque, Chistau y Barrabés.

Con más del 70% de su superficie por encima de los 1.800 metros, oscila entre los 1.500 metros de los fondos de los valles, hasta los 3.404 metros del Aneto. Destaca por sus espectaculares paisajes de alta montaña creados por efecto de los glaciares que esculpieron valles en forma de U, circos y cubetas.

En este espacio se encuentran algunos de los glaciares que aún perduran en el Pirineo, como el glaciar del Aneto en el macizo de Maladeta o el glaciar de Llardana en el macizo de Posets.

Entre los tipos de bosque y especies de flora que predominan destacan los serbales, avellanos y abedules, en las laderas más húmedas aparecen hayas, pinos y abetos, y en las cotas más altas el pino negro. Entre la fauna característica de la zona se encuentran las marmotas, jabalíes y sarrios, y, en las cotas más altas, las perdices nivales, tritones pirenaicos, víboras, buitres leonados, quebrantahuesos y águilas reales.Bookmark and Share

25 abr. 2011

Aragón y el estado autonómico

El cambio que se ha dado en España y especialmente en Aragón, en lo que se refiere a su articulación territorial y de progreso, es verdaderamente impresionante. Nuestros padres, y los que recuerdan tiempos pasados, en los que había una uniformidad cultural que se decía española, son quienes mejor pueden testimoniar el alcance y la profundidad de esta transformación.
Y estos cambios, que nacen con la constitución española, son un acierto que nadie discute. La realidad es la que es y es además, muy compleja.
Uno de estos aciertos es el Estado autonómico, que ha facilitado y propiciado un más alto grado de participación política y de libertad, mayor acercamiento y proximidad de la cosa pública al ciudadano. Esto es lo que interesa del proceso autonómico, lo que significa como plataforma para despertar las capacidades creativas de todos, desde su propio genio, desde su propia condición e identidad libremente asumida.
Cuando el presidente y los dirigentes del Partido Aragonés dicen que sin el PAR, Aragón no sería lo que es, dicen la verdad, pues con el bipartidismo y los partidos nacionales no se atiende igual a las comunidades. Los grandes proyectos que han surgido y por los que hemos trabajado, lo demuestran. Las promesas y los proyectos sin hacer, nacen y mueren fuera, y nada nos dejan. El futuro de Aragón, si no nos lo impiden, es increíble e inimaginable.
Cuando hablamos de identidad aragonesa no hablamos de monopolios culturales o boinas superpuestas, hablamos de factores claves para el desarrollo de un mundo cada vez más globalizado, más comunicado, desde donde podremos con un gran respeto a la diferencia aportar lo que de verdad nos interesa para crecer en Aragón.
Si nosotros no nos preocupamos por nuestra tierra, lo hemos comprobado durante siglos, nadie desde Madrid o desde Barcelona lo van a hacer.  Mientras tantos y tantas en la política actual sigan luchando por el bipartidismo atroz que nos aprisiona, más estarán luchando contra los intereses que hoy en Aragón dicen defender.
Bookmark and Share

23 abr. 2011

Anabel Lasheras asiste a la celebración del día de Aragón en Alfambra

Este Sábado Santo, celebramos celebramos también la festividad de San Jorge, el día de Aragón. A la una más o menos he llegado a Alfambra donde en nombre del Consejero he asistido a las fiestas de esta villa.

La tradición proviene del siglo XII con motivo de la llegada de la Semana Santa. La Subida a la Encomienda aúna tres aspectos: el cultural, religioso y festivo. La fiesta de la Subida a la Encomienda moviliza cada año a toda Alfambra y atrae a gente no solo de Aragón sino también del resto de España. Se recuerda a los colonos que vivían en el pueblo, y que cada sábado santo subían al castillo a pagar a sus guardianes, que vivían todo el año allí defendiendo a Alfambra. 

La forma de pago era en especie y por ello les subían cordero o cebada para los caballos y era el comendador, es decir la persona que estaba al frente de todos, el encargado de recibirles. Ahora esta tradición se ha convertido en una actividad que cuenta con una muy buena acogida por parte de los alfambrinos así como también por parte de los pueblos vecinos.

La Subida a la Encomienda se realiza hoy, el sábado santo a partir de las once y cuarto de la noche, con el acompañamiento de los tambores y bombos Tierra Roja, los caballeros de la Mesnada Real y de todos los que lo deseen eso si llevando antorchas de la época. 

Este año como comendador se cuenta con Antonio Martínez Gómez, procedente de Guadalaviar pero que tiene relación con el municipio dado que está casado con una chica del pueblo. En la actualidad participa en todo lo que tiene lugar en Alfambra y fue uno de los principales colaboradores cuando se puso en marcha el Museo de la Remolacha. 

El Alcalde, Villamón, destaca que “es una figura que vamos dando a gente que es del pueblo o que han colaborado con el mismo, como es el caso de Monseñor Santos Abril, que en estos momentos está en el Vaticano, y que también fue comendador. Todos los que hemos nombrado hasta ahora lo han admitido con gusto y con ganas, parece que están esperando cada año su turno cuando se les da el cargo”. Además antes de la Subida a la Encomienda el comendador también es protagonista de la fiesta puesto que se encargará de dar lectura, este sábado a partir de las seis de la tarde, a un fragmento del Fuero de Alfambra y posteriomente dejará plasmada su firma en el libro de honor del municipio.
Programa de los actos de la Villa en la subida a la encomienda

Otra iniciativa que también han recuperado con motivo de esta fiesta es la plantada del chopo en la puerta de la iglesia, que tiene lugar a las doce de la noche del sábado al domingo, ya que antaño eran los mozos del pueblo los que se encargaban de plantarlo ellos solos, sin ayuda de nadie “lo que querían era demostrar a las mozas su valentía pero ahora todo el pueblo sube y ayuda” reconoce el alcalde alfambrino. 

A lo largo de los tres días que dura la celebración los vecinos montan haimas en la plaza del pueblo, unas haimas que llevan el nombre de las ordenes militares que pasaron por el municipio como es la nativa del pueblo, Montegaudio, pero también están las del Temple o Santiago entre otras. Además todos llevan vestidos de la época y se diferencian unos de otros por las capas, de diferente color y con diferente escudo. 



Bookmark and Share

22 abr. 2011

Viernes Santo en Loarre

El viernes, ha amanecido el día lloviendo sin parar, al menos en Zaragoza.
Al medio día, ya en Loarre, parecía que iba a seguir igual.
Sin embargo, en muy poco tiempo

ha aparecido el sol y el cielo se ha despejado.
Ya teníamos la procesión segura.



















Alejandro ha hecho la primera guardia ante el Santísimo en la iglesia de Loarre a las 5,30 con su amigo Manuel. En total, dos ratos de guardia.



A las 6 ha llegado su hermana Leonor a la que no ha hecho ni caso, y ella asombrada dudaba si era una estatua.


A las 8 empezó la procesión por las calles de Loarre, con los pasos: la dolorosa, el nazareno y el Señor en la cama. Hasta las 9 de la noche en que regresaron a la Iglesia para escuchar la última estación y cada uno a su casa.



Bookmark and Share

21 abr. 2011

Anabel Lasheras en la candidatura de La Fueva, Sobrarbe

Por lo visto ha sorprendido a algunos el que vaya de candidata en la lista electoral del PAR, mi partido, al Ayuntamiento de La Fueva. Quizás lo que más debería sorprender es que en las últimas convocatorias electorales haya sido tan difícil para otras fuerzas políticas presentarse.

He tenido muchas reuniones con personas del Sobrarbe y también de La Fueva. Algunos habrían querido encabezar o simplemente ir en la lista del Partido Aragonés de La Fueva. Pero a veces hay gente que parecen anclados en el siglo pasado y que de hecho parecen controlar un territorio como propio y otros que ciertamente tienen miedo o precaución ante lo que pueda pasar.

El presentarse personas que no viven en el pueblo no significa nada, como ayer le decía a una periodista. También hay gente que ha nacido en un pueblo y se presenta en la lista sin vivir en él. ¿Qué es peor, presentarse por un lugar que frecuentas quincenalmente, sin ser de allí, pero con un compromiso con la gente, o  haber nacido en un sitio y presentarte como candidato, pero sin conocer los problemas de sus habitantes y además no ir por allí? Creo, que claramente la segunda opción, que no es la mía.

Las listas fantasmas son otra cosa. Pero incluso éstas en nuestra democracia han servido. ¿Cuantos aragoneses no nos hemos presentado en comunidades vecinas durante los años peores?  La democracia de un solo partido no existe y el bipartidismo, en España, tampoco. O no debiera.

Bookmark and Share

18 abr. 2011

Programa electoral del PAR

Adjunto un link al programa electoral que presenta JA Biel, presidente del PAR, en su blog. "En él se incide en políticas de reactivación económica, en una mejora en las prestaciones sociales que recibimos, en la necesaria revisión del entramado administrativo y en el impulso que queremos dar a nuestra comunidad en un nuevo escenario de relaciones con el Estado en el que Aragón recupere el protagonismo que nunca debió perder.

La creación de empleo debe de ser la máxima prioridad del próximo gobierno y debe producirse mediante un mayor respaldo a nuestras empresas, que son las generadoras de empleo, incluyendo la reducción de impuestos. Igualmente necesario, es revisar los presupuestos públicos para priorizar las inversiones productivas y lograr un mayor adelgazamiento de la  administración, adecuando su tamaño y evitando disfunciones de solapamiento de competencias. Una administración más pequeña y más eficiente.

En los próximos años, Aragón debe marcarse como objetivo lograr mayor peso en el conjunto nacional comenzando por la necesaria revisión del modelo de financiación en el que aspiramos a tener un sistema propio y más justo, como el que disfrutan otras comunidades sin tener más derechos que los aragoneses.
Nuestra forma de entender la vida es la práctica del diálogo, de la búsqueda del equilibrio entre posiciones alejadas, de la moderación en las propuestas, desde la única posición que posibilita que Aragón camine que no es otra que el centro político.

En esta época de enfrentamientos improductivos entre la derecha y la izquierda, nuestro proyecto quiere garantizar un gobierno para todos los aragoneses, en el que únicamente prime el interés general de Aragón y la mejora de calidad de vida de los aragoneses. Un buen gobierno es aquel que representa a la inmensa mayoría de los aragoneses y aquel que es capaz de emprender las reformas necesarias para que el bien común salga reforzado y gestione de una forma eficaz. Ni la derecha ni el tripartito de izquierdas reúnen ninguna de las anteriores condiciones.

Sensibles con lo más cercano, el programa electoral del Partido Aragonés para la próxima legislatura, reafirma nuestra contrastada acción política en la defensa de nuestros recursos naturales, la confianza en la familia como unidad de referencia, el desarrollo de un modelo territorial propio y el necesario apoyo a las empresas aragonesas.

Este es el proyecto político de un partido aragonesista y de centro, que trabaja cada día para lograr una sociedad orgullosa de su pasado a la que le aguarda un mejor futuro".

http://joseangelbiel.es/2011/04/programa-electoral-del-par-elecciones-autonomicas-2011/ 
Bookmark and Share

16 abr. 2011

Anabel Lasheras en Morillo de Tou

Esta mañana, de ponente en el XXIV simposio de cooperativismo y desarrollo rural organizado por Aecoop-Aragón y Cederul en Morillo de Tou. El título del simposio "El cooperativismo del siglo XXI y el desarrollo rural".

Antes de mi ha intervenido Antonio Colom de la universidad de Lleida y después, José Antonio Pérez Cebrián de la Caja Rural de Teruel.

He recordado que hacia 1994 ya participé en una de esta sesiones.
Al finalizar me han preguntado sobre algunas de las cuestiones tratadas.

Bookmark and Share

15 abr. 2011

Boletín de novedades y últimas actuaciones, Medio Ambiente


Ya está disponible el boletín de abril:

Este boletín electrónico informa sobre las últimas novedades y actuaciones del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón. También se incorporan acciones de interés realizadas por otras entidades que cuentan con alguna intervención o presencia de este Departamento. 

Boletín n. 106, abril 2011 
Boletines anteriores 

Bookmark and Share

12 abr. 2011

Con las aguas del Ebro no se juega


Transcribo un artículo de Juan José Morales, que me parece muy interesante. Aparece en la publicación Aragón Universidad en su página 2:

Lo del agua ha sido y sigue siendo fuente de conflictos en nuestro país. Conflictos no sólo desde un punto de vista jurídico sino, también, y sobre todo, políticos. Aquí, cada uno tira por su lado defendiendo sus intereses.
En esto, nos falta visión de Estado -verá el lector que "Estado" lo pongo con mayúscula-.

Hace ocho años con la victoria del PSOE, fue suspendido el famoso Plan Hidrológico Nacional (PHN). Y, ahora, en plena precampaña electoral, el Tribunal Constitucional, y algunas declaraciones de políticos interesados, como las del presidente de la Comunitat Valenciana, vuelven a sacar a la palestra el controvertido tema del trasvase del Ebro.

Lo del TC tiene su propia lógica procedimental, no hay nada que objetar. Algunas Comunidades, como Andalucia, pretendieron blindar unos derechos del agua que corresponden al Estado, y por eso el TC ha desmontado el "blindaje" con argumentos jurídicos. Otra cosa es, y bien diferente, el debate político. Aquí, la descalificación del contrario está a la orden del dia, y además se hace, en algunos casos, con bastante caradura.

Es normal que se pretenda aprovechar el posible rendimiento electoral de un tema tan apetitoso, pero todo no vale, o no debería valer. Es lógico que cada uno amine el ascua a su sardina pero el argumento de "yo soy mejor que tú" o "tengo más derecho que tú", se basa en una legitimidad que no tiene consistencia legal. Tiene que basarse en el derecho, y no en la incontinencia verbal.

Las aguas del Ebro, han sido, son y, desgraciadamente, serán objeto de un deseo insaciable por parte de mucha gente. Y este conflicto histórico, que tiene su propia dinámica, se añade desde la intentona del PHN, la codicia de Comunidades situadas incluso fuera de la cuenca, y a un montón de kilómetros del Valle del Ebro.

Y si era, y es, discutible un trasvase de aguas para aliviar las necesidades de más regadío en las zonas situadas más al sur -aunque Aragón ve pasar las aguas del Ebro sin poder regar- la demanda de aguas para Valencia, Murcia y Almería -incluidos sus campos de golf y urbanizaciones descomunales- es sencillamente una monstruosidad.

Por defender el caudal ecológico del Ebro se nos ha ofendido en numerosas ocasiones, pero los aragoneses lo tenemos muy claro. Resucitar de nuevo la polémica del trasvase tendrá ventajas electorales en otras latitudes, no lo dudo, pero aquí tenemos muy claro que con las aguas del Ebro no se juega.
Bookmark and Share

10 abr. 2011

Excursiones en el entorno del Castillo de Loarre

Este fin de semana mi hijo Alejandro y su amigo Lucas aprovecharon para hacer buenas excursiones. Estuvieron el sábado visitando la ermita de la Virgen de la Peña, en Aniés, y el domingo el mirador de los buitres junto al castillo de Marcuello.
La diferencia de temperaturas, en pocas horas, es evidente.
Hemos visto alimoches, un águila real, un águila pescadora, buitres...

Bookmark and Share

8 abr. 2011

Anabel Lasheras en la presentación de candidatos

Ayer, por la tarde, estuve en el edificio de Cajalón de Zaragoza en el acto de presentación del candidato a las Cortes de Aragón por Zaragoza, Alfredo Boné y de la candidata a la alcaldía de Zaragoza, Rosa Santos.
Hubo muchísima gente, entre ellos el presidente de la CREA, Jesús Morte, el líder de UGT, Julián Lóriz o el directivo del Real Zaragoza, Luis Carlos Cuartero.
El aragonesismo político y el centro fueron el eje de las intervenciones.
Bookmark and Share

2 abr. 2011

Anabel Lasheras en la presentación del candidato de Boltaña

Enrique Buil
El jueves pasado estuve en la presentación de Enrique Buil, Candidato a la Alcaldía de Boltaña, ante casi un centenar de personas y arropado por Arturo Aliaga, Consejero de Industria y Secretario General del P.A.R., también por Alfredo Boné, Consejero de Medio Ambiente y Vicepresidente del P.A.R. , del Presidente del  Intercomarcal, Roque Vicente, el Presidente Comarcal y candidato a la Alcaldía de Fanlo, Horacio Palacio, los Directores Generales de Comercio Juan Carlos Trillo, además Secretario de Organización, el de Turismo, Gonzalo Lapetra y yo misma, además de candidatos a la Alcaldía de otros municipios del Sobrarbe.
Bookmark and Share

Archivo

Seguirme por email