Anabel Lasheras Meavilla, que forma parte del patronato de las fundaciones Mujeres Felices y Castillo de Loarre, desarrolla la RSC del Grupo Mémora en Aragón.

Profesora de educación especial, realiza desde 1992 una intensa actividad en la puesta en valor del medio rural. Senadora por Huesca y Portavoz de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales en la VII Legislatura, dirigió la asociación AFAMMER en Aragón durante 15 años. De 2008 a 2011 fue Directora General de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, en el Gobierno de Aragón. En 2012 puso en marcha la Fundación Paraíso. Es una gran defensora de los derechos de la mujer. Ha presidido desde 2005 a 2015 la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre. Ha sido también Consejera General de IberCaja en representación de la Comunidad Autónoma de Aragón.

6 nov. 2011

INTERNET Y POLÍTICA


El artículo de El Mundo “Candidatos e Internet: más de lo mismo“ toca el tema de siempre cuando se acercan elecciones: muchos políticos aparecen como si fuera lo habitual en sus vidas internet, las redes sociales… Ya sabemos que ni siquiera son ellos mismos, se lo encargan a los de prensa, y hasta contestan on line…

Lo que está claro, en mi opinión, es que hay asesores con intereses en el ramo, que les animan y los políticos parecen fascinados por el trending topic, y se dedican a spamear con Twitter como una parte más de la campaña y de los anuncios, como si eso les fuese a servir para convencer a alguien de algo.

¿Quién los ha engañado?  Ciertamente en su mayoría se trata de personas mayores, políticos que oyen hablar de las redes y de su poder y tienen miedo de no estar.  Pero es difícil, hay excepciones, pues es casi imposible que una generación intente ahora a los sesenta o más, aprender otro sistema de comunicación. De hecho se equivocan pues usan sistemas nuevos que son bidireccionales como simple anuncios, machacan por tanto la esencia de las redes que es la respuesta, el comentario. Igual que harían el ridículo vistiéndose como adolescentes, simplemente por querer llegar a ellos.

Nota: Sobre la generación actual de nuestros políticos recomiendo el artículo que el New York Times define casi como “entre la partitocracia y la gerontocracia”
Bookmark and Share

Archivo

Seguirme por email