Anabel Lasheras Meavilla, que forma parte del patronato de las fundaciones Mujeres Felices y Castillo de Loarre, desarrolla la RSC del Grupo Mémora en Aragón.

Profesora de educación especial, realiza desde 1992 una intensa actividad en la puesta en valor del medio rural. Senadora por Huesca y Portavoz de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales en la VII Legislatura, dirigió la asociación AFAMMER en Aragón durante 15 años. De 2008 a 2011 fue Directora General de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, en el Gobierno de Aragón. En 2012 puso en marcha la Fundación Paraíso. Es una gran defensora de los derechos de la mujer. Ha presidido desde 2005 a 2015 la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre. Ha sido también Consejera General de IberCaja en representación de la Comunidad Autónoma de Aragón.

27 sept. 2011

Fiesta de los Lasheras


No están todos los que son, pero son todos los que están. Todos los de la fotografía de grupo son descendientes de Narciso, Tomasa, Antonio, Lucía y José Lasheras Marcuello y/ó cónyuges de estos. Por distintos motivos faltaron algunos, aún así estuvimos más de cicuenta personas, todo salió muy bien. 

Lo primero que hicimos fue asistir a una misa de acción de gracias. Al empezar, mi sobrina Alicia nos dio la bienvenida a todos con este texto:

Querida familia:
Estamos muy contentos de recibiros a todos en Loarre, nuestro pueblo. Mi bisabuelo Antonio Lasheras Marcuello y sus hermanos Narciso, Tomasa, Hilario, Lucía y José nacieron y crecieron aquí, entre Novalla, Linás de Marcuello y Loarre. Cuántos veces al rayar el alba o bajo un sol abrasador, pisaron estas tierras en busca de una vida mejor.
Desde mi tatarabuelo Narciso al día de hoy han pasado cinco generaciones que en general se han caracterizado por el amor al trabajo, su capacidad de sacrificio y esfuerzo, y por un orgullo sensato de ser y sentirse “Lasheras”.
Hoy deseamos que sea un día de encuentro entre todos nosotros, los hijos, nietos y biznietos… y también un día de recuerdo y gratitud a nuestros antepasados, pues sin ellos nadie de nosotros estaríamos aquí.
Solo nos queda pedir, que los que ya gozan de la gloria celestial, intercedan por todos nosotros.
Que este día de convivencia sea gratificante y enriquecedor para todos.
¡Sed bienvenidos! 

Después, tuvimos la comida en la que hubo un buen recital de jotas y a los postres se repartió un árbol genealógico de seis generaciones, con fechas de nacimiento que no fue fácil conseguir. Desde aquí dar las gracias al archivo de la Diocesis de Huesca y al Ayuntamiento de Loarre, por las fechas que nos facilitaron para poder confeccionar el árbol. Gracias a todos por vuestra participación y repetiremos seguro!

Bookmark and Share

Seguirme por email