Anabel Lasheras Meavilla, que forma parte del patronato de las fundaciones Mujeres Felices y Castillo de Loarre, desarrolla la RSC del Grupo Mémora en Aragón.

Profesora de educación especial, realiza desde 1992 una intensa actividad en la puesta en valor del medio rural. Senadora por Huesca y Portavoz de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales en la VII Legislatura, dirigió la asociación AFAMMER en Aragón durante 15 años. De 2008 a 2011 fue Directora General de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, en el Gobierno de Aragón. En 2012 puso en marcha la Fundación Paraíso. Es una gran defensora de los derechos de la mujer. Ha presidido desde 2005 a 2015 la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre. Ha sido también Consejera General de IberCaja en representación de la Comunidad Autónoma de Aragón.

3 jul. 2011

Anabel Lasheras en Ordesa

Ayer tuve la oportunidad de junto a ganaderos y vecinos de los valles de Vio y Ara celebrar la fiesta de la entrada del ganado al Parque Nacional de Ordesa, donde unas 6.000 reses de ovino y vacuno pacerán hasta mediados de octubre. Un rebaño de ovejas y unas vacas fueron las últimas, a modo de acto simbólico, en llegar al Llano de Cuello Arenas (1.900 metros) para ser conducidas al Puerto de Góriz.
Foto y buena parte del texto de Inmaculada Casasnovas.
Con esta jornada se rememora la antigua tradición que existía cuando las localidades del valle presentaban una mayor población y la subida anual de los rebaños desde la tierra baja suponía todo un acontecimiento. Cuando los valles de Vió y La Solana estaban totalmente habitados, unas 30.000 ovejas de estos valles realizaban la trashumancia entre los pastos del valle y los pastos de invierno en la tierra baja. Hoy, los hermanos Noguero, de Casa Garcés de Fanlo, son los únicos que practican la trashumancia, con inviernos en la tierra baja -en Torrecilla de Valmadrid- y veranos en los puertos. Los restantes ganaderos, como Patricio, de Escalona, lo mantienen estabulado en invierno.
En nombre de mi consejero hablé con los dos hermanos Noguero del interés del Departamento de Medio Ambiente de adquirir su cabaña ganadera para que se mantenga donde está y así garantizar la biodiversidad de especies de flora y fauna. Ellos seguirían con su actividad hasta la jubilación. El rebaño de los hermanos Noguero cuenta con numerosas reses negras, conocidas como ojinegras, una subespecie de churra tensina que se adapta muy bien a este terreno y entre cuyas singularidades destaca por ser inmune a la mordedura de víbora y por su adaptabilidad a terrenos duros.
Con Leonor, en uno de los miradores situados en la pista de las
 Cutas, desde Torla hasta la explanada de Cuello Arenas
Tras la entrada simbólica del ganado se ofició una misa y se sirvió una comida a base de chuletas de cordero, longaniza y chorizo, prevista para cerca de 300 personas. En la mesa estuve acompañada por el alcalde de Fanlo, Horacio Palacio, el de Tella, Feliciano Sesé, así como otros concejales y amigos.

Bookmark and Share

Archivo

Seguirme por email