Anabel Lasheras Meavilla, que forma parte del patronato de las fundaciones Mujeres Felices y Castillo de Loarre, desarrolla la RSC del Grupo Mémora en Aragón.

Profesora de educación especial, realiza desde 1992 una intensa actividad en la puesta en valor del medio rural. Senadora por Huesca y Portavoz de la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales en la VII Legislatura, dirigió la asociación AFAMMER en Aragón durante 15 años. De 2008 a 2011 fue Directora General de Desarrollo Sostenible y Biodiversidad, en el Gobierno de Aragón. En 2012 puso en marcha la Fundación Paraíso. Es una gran defensora de los derechos de la mujer. Ha presidido desde 2005 a 2015 la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre. Ha sido también Consejera General de IberCaja en representación de la Comunidad Autónoma de Aragón.

20 nov. 2009

REGLAS DE LIDERAZGO


Sin duda, hay muchas formas de ser un líder. Basta con ver a Herb Kelleher, siempre activo y hablando claro, que dirigió Southwest Airlines durante 30 años, y al mesurado e innovador Bill Gates, de Microsoft, para saber que existe una gran diversidad de líderes. Cada uno de ellos le daría una lista diferente de reglas sobre el liderazgo. Si usted me preguntara, yo le daría ocho. No se percibían como reglas cuando las estaba usando. Entonces simplemente se sentían como la forma correcta de dirigir.

1: Los líderes mejoran constantemente su equipo, utilizando cada encuentro como una oportunidad para evaluar; asegurarse de que la gente adecuada está en el puesto correcto; apoyar y hacer avanzar a los que están y desplazar a los que no lo están; asesorar; guiar, criticar y ayudar a la gente para que mejore su trabajo en todas las formas; crear autoconfianza dando a la gente aliento, cuidado y reconocimiento. La autoconfianza da energía, y les brindará el valor de ampliarse, correr riesgos y lograr más de lo que hubieran soñado.
2: Los líderes se aseguran de que la gente comparta no sólo la visión, sino que también la vivan y la respiren. Su visión debe ser tan vívida para su equipo o compañía que si despertara a uno de sus empleados a media noche y le preguntara “¿a dónde vamos?”, él contestaría, en un estupor soñoliento, “vamos a seguir mejorando nuestro servicio a los contratistas individuales y a expandir nuestro mercado al contactar agresivamente con mayoristas pequeños”. Usted tiene que hablar acerca de su visión constantemente, con absolutamente todos, para asegurarse de que se filtre hasta la gente en las posiciones de primera línea. Y enseñarles el dinero cuando lo hagan, sea con salario, bonos o reconocimiento de algún tipo. Por citar a un amigo mío, Chuck Ames, ex presidente y consejero delegado de Reliance Electric. “Muéstreme los diversos planes de compensación de una compañía, y yo le mostraré cómo se comporta su gente”.
3: Los líderes rezuman energía positiva y optimismo. El humor del líder es, por así decirlo, contagioso. Su tarea como líder es mostrar una actitud llena de energía positiva respecto a la superación del reto al que su equipo se enfrenta. También significa que usted salga de su oficina y hable con los miembros de su equipo; que a usted le importe lo que están haciendo y cómo les va al ascender juntos por la cuesta diaria.
4: Los líderes establecen confianza con franqueza, transparencia y crédito. Su gente debe saber siempre en qué posición se encuentran en su trabajo, y deben saber cómo le está yendo al negocio. Incluso cuando las noticias no sean buenas —como unos despidos inminentes—, usted debe refrenar el impulso lógico de suavizar o disminuir mensajes que pueden resultar duros, o entonces lo pagará perdiendo la confianza y energía de su equipo. Los líderes también establecen confianza al dar crédito a quien lo merece. En los malos tiempos, los líderes asumen responsabilidad por lo que ha ido mal. En los buenos tiempos, distribuyen generosamente los elogios.
5: Los líderes tienen el valor de tomar decisiones impopulares y basadas en la intuición. Obviamente, las órdenes difíciles generan quejas y resistencia. Su trabajo es escuchar y explicarse claramente, pero seguir adelante. No vacile ni postergue. No es un líder para ganar un concurso de popularidad, es un líder para dirigir. En ocasiones, tomar una decisión es difícil porque proviene de su instinto y desafía un razonamiento técnico. Usted ha visto algo tantas veces que simplemente sabe qué es lo que está ocurriendo esta vez. Sus informaciones pueden estar incompletas, o los datos son limitados, pero la situación le parece sumamente familiar. Debe terminar de anular el trato o tomar esa decisión, pese a que enoje a la gente.
6: Los líderes investigan y presionan con una curiosidad que casi es escepticismo, asegurándose de que sus interrogantes son contestados con una acción. Cuando usted es un contribuyente individual, su tarea es ser un experto. Cuando es un líder, su tarea es tener todas las preguntas. En toda conversación que tenga acerca de una decisión, una propuesta o alguna información de mercado, tiene que preguntar: ‘’¿Y si?’’ y ‘’¿por qué?’’. Recuerde, sólo porque es un líder, decir algo no significa que sucederá. Debe asegurarse de que sus preguntas generan debate y hacen surgir asuntos sobre los que se debe actuar.
7: Los líderes inspiran a correr riegos y a aprender mediante el ejemplo. Esos dos conceptos frecuentemente se mencionan de dientes para afuera —y nada pasa—. Si desea que su gente experimente, ponga el ejemplo. Admita libremente sus errores y hable acerca de lo que ha aprendido de ellos. Sea lo más ligero que pueda acerca de sus errores, y hará que su gente capte el mensaje de que los fallos no son fatales.
8: Los líderes celebran. Cuando viajo, frecuentemente pregunto al público si ha hecho algo para reconocer los logros de sus equipos a lo largo del año pasado. No estoy hablando de fiestas organizadas por la compañía, que todo el mundo odia. Estoy hablando acerca de enviar a un equipo a Disneylandia con sus familias o darle a cada miembro un iPod. Pero a mi pregunta “¿celebran lo suficiente?’’ casi nadie alza la mano. Qué oportunidad perdida. Celebrar hace que la gente se sienta ganadora y crea un ambiente de reconocimiento y energía positiva. Si usted no reconoce momentos de logros, nadie lo hará.
© 2009. By Jack and Suzy Welch. Distributed by The New York Times SyndicateBookmark and Share

Archivo

Seguirme por email